Médicos y Covid-19 en Ñuble

Médicos y el Covid-19 en Ñuble

Por Pablo Álvarez Rivas

58 casos confirmados en Ñuble, al 21 de marzo, reporta el Ministerio de Salud, Minsal, en su sitio web. Así, se convierte en la región que más contagiados posee después de Santiago. El origen del brote fue una clase de crossfit en la que el primer contagiado con el virus en Ñuble, ignorando tenerlo, participó.

Y aunque las certezas científicas son bastante vagas respecto a este virus, las autoridades en todo el mundo trabajan en disminuir su propagación, ya que esta enfermedad, con una tasa de mortalidad aproximada del 3,4% sobre los infectados según la OMS, ha cobrado la vida de más de 10 mil personas en todo el mundo y ha colapsado los sistemas de salud en diversos países.

Para aclarar dudas de esta pandemia, conversamos con Miguel O’Ryan, profesor del Instituto de Ciencias Biomédicas e investigador asociado del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia, ambos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile; con José Miguel Bernucci, Secretario Nacional del Colegio Médico de Chile, y con Juan Pedro Andreu, Presidente del Colegio Médico en Chillán.

La pandemia a nivel país

Desde el conocimiento del primer caso el 3 de marzo, el gobierno ha asegurado estar preparado y tomando las precauciones necesarias para prevenir la propagación. 15 días después, el presidente decreta Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe en todo el país y la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior, Onemi, decreta Alerta Roja para todo el país con el fin de enfrentar esta pandemia.

Con ello se han tomado una serie de medidas para enfrentar la situación, como cerrar las fronteras y los centros comerciales. ¿Van en línea correcta las medidas tomadas por el gobierno? ¿Son suficientes?

Miguel O’Ryan: Yo no juzgo las políticas públicas, creo que no es mi rol. Lo que yo trato de hacer es aportar con el nivel de conocimiento sobre cuáles son las medidas más relevantes basado en nuestro análisis como infectólogos y de lo que hemos ido aprendiendo y de la información disponible. Lo que todos los expertos en el mundo hemos insistido es que el distanciamiento social es fundamental para tratar de ir disminuyendo la curva, para que sea manejable por nuestro sistema de salud. Esa ha sido nuestra recomendación permanente y, básicamente, eso se ha ido logrando de una manera bastante adecuada hasta ahora. Nosotros hemos promovido en que hay que avanzar más rápido, en lo primordial en la Región Metropolitana para evitar realmente que las personas sigan juntándose. Todavía vemos que personas en Santiago siguen reuniéndose en grandes grupos y es ahí donde pueden aparecer nuevos que nos lleven a una situación de disminución de posibilidad de control como ha ocurrido en países europeos.

En ese sentido hemos propuesto a la autoridad, entendemos la complejidad y los análisis que tiene que hacer, avanzar hacia una mayor restricción y de alguna manera empujar a las familias a que se mantengan en sus casas sin salir, como es lo que está ocurriendo en España y algunos países europeos, porque no todos han tomado las medidas. Una restricción de movimiento que permita el distanciamiento social, entendiendo que es la medida más extrema que pueda ayudar a disminuir la curva. Tengo muy claro la tremenda complejidad que ello significa, y entendemos también que el paso que dio la autoridad de declarar zona de catástrofe apunta de alguna manera a ir diciendo a la población que se pueden tomar medidas extraordinarias para tratar de proteger a la población.

En una entrevista con CNN Chile y Chilevisión, el Presidente Piñera comparó la situación del país con Italia, país con más muertos por el virus, expresando que “en Chile estamos mucho mejor preparados de lo que estaba Italia para enfrentar esta situación”.

José Miguel Bernucci confiesa que la declaración tiene una doble lectura, ya que “probablemente podemos estar mejor preparados ya que cronológicamente vamos dos semanas y media atrás referente a Italia, lo cual ha permitido tomar medidas”. Sin embargo, al comparar ambos países en cuanto a lo material, el nuestro queda en desventaja.

“Nosotros tenemos un índice menor de camas disponibles que Italia, tenemos un índice menor de respiradores artificiales que Italia, menos personal médico y sanitario. En general, nuestra población tiene mayor riesgo que la de Italia, porque aunque podemos estar mejor preparados nuestro basal es mucho más malo que el de Italia”, declara el Secretario Nacional del Colmed.

Juan Pedro Andreu coincide con Bernucci, agregando que “aquí en Ñuble – se necesitan, para enfrentar pacientes graves, camas críticas y esa es una falencia histórica en nuestro sistema de salud”.

Ñuble: la región con más contagiados después de Santiago

Desde que se determinó el primer caso de Coronavirus en Ñuble, las autoridades han puesto a diversas personas en cuarentena. Entre ellos, al diputado Gustavo Sanhueza (UDI) y cinco seremis de la región, quienes fueron a un matrimonio en el cual una invitada tuvo contacto con alguien que asistió al gimnasio y, posteriormente al evento, dio positivo.

Para Bernucci, un problema que ha tenido la región son los datos, apelando que “la transparencia no ha sido tan buena desde el ministerio”. Sin embargo, confiesa que hace poco saben que en Ñuble “todos los casos que se han declarado son casos de clúster, lo que quiere decir que se les puede hacer en su mayoría seguimiento. Por lo tanto, se comportarían como fase 3 más que como fase 4 y eso sería algo positivo, sin embargo, el número de casos es bastante elevado y en una ciudad más pequeña que Santiago eso generaría mayor riesgo de que pudiera haber contagio sin trazabilidad, lo que es más peligroso”.

Respecto a una proyección que se pueda hacer, el presidente regional del Colegio Médico declara que la situación se limita a “dos grupos que están en estudio”. Lo que lamenta es que actualmente no haya medios de diagnósticos locales. “Próximamente van a estar disponibles”, asegura Andreu.

¿A qué se refiere con que no hay medios de diagnóstico locales?

– Es un ciclador que genera una PCR en tiempo real, que es un examen de velocidad molecular, que no tenemos en nuestro laboratorio pero que próximamente estará, según lo que nos han comunicado nuestras autoridades y generará respuestas más rápidas de las que tenemos hoy […]. No es como ir al supermercado y comprar una lavadora. Aunque sea del tamaño de un electrodoméstico, estos equipos requieren de una capacitación, requieren de un manejo de bioseguridad bastante importante y en eso está la autoridad sanitaria, para tener el examen disponible acá.

Y con ese equipo, se reduciría el tiempo, ¿en cuánto?

– A horas. Horas y no días. Ese examen, hoy día, en la fase que estamos, se requiere para los pacientes principalmente graves, que requieren hospitalización. Esa es la prioridad. Después, otro tipo de pacientes sintomáticos. No es la idea ir a tomarse el examen ni siquiera a una clínica pagando solo por curiosidad. Aquí la decisión de la toma de exámenes está reglamentada en flujogramas que define la autoridad sanitaria y que nosotros debemos seguir.

Esas decisiones, de traer equipos la toma la autoridad sanitaria. Pero ¿en qué momento se decide traer? Porque sabemos, por ejemplo, que en China ya se hablaba de esto y sabíamos que iba a llegar a nuestro país. ¿No se tomaron medidas de antes para disponer de estos equipos?

La definición de pandemia es de hace pocos días. Han existidos brotes epidémicos en muchos países que no han resultado en modificaciones de la forma de trabajo ni la implementación de tecnología. En nuestro país, desde el momento en que se define pandemia, la autoridad sanitaria ha ido programando sus compras, porque, de nuevo, no es tan fácil acceder a estos equipos. Estos equipos tienen pocos proveedores, los insumos que tienen son de difícil acceso y para mantener esta tecnología, para que sea útil como método de diagnóstico, también requiere de la validación del ISP y eso esperamos que esté lo antes posible.

***************************

Ñuble también se erige como la región con mayor índice de ruralidad de todo el país, con un 30,6% según el último censo, población que, potencialmente, podría contraer el virus.

Bernucci aclara que el sistema de salud los abarca, pero que “el tema es que eventualmente la ruralidad puede llevar a que comunidades completas, que son pueblos bastantes más pequeños, generen una ola de casos bastante importante y, por lo tanto, el sistema de salud no va a dar abasto para atenderlos”.

El doctor Andreu es enfático en mencionar que “todos como ciudadanos tenemos que colaborar” para que disminuya la propagación del virus, adaptando medidas como el aislamiento social, salir lo estrictamente necesario o modificar las formas de saludo.

Cuando se dio a conocer el brote del gimnasio, Chillán fue tendencia en Twitter, donde varios usuarios manifestaron su intención de que las autoridades decretaran una cuarentena en la región.

“Pudiera ser una medida eficaz. Efectivamente, lo que hay que tratar de hacer es contener los casos y, por lo tanto, en comunidades más pequeñas una cuarentena preventiva o una limitación de la circulación por parte de una región pudiera ser efectiva”, declara Bernucci. Su par regional se limita a decir que “es una medida útil cuando la autoridad sanitaria lo indica”.

Declaraciones polémicas

Durante una entrevista para el matinal de CHV, José Miguel Bernucci, aseguró que el hospital Herminda Martín de Chillán podría iniciar un nuevo brote epidémico, según información que le habría entregado su par regional.

“Hace algunos días al director del hospital se le ocurrió hacer una reunión con todos los funcionarios en un auditorio y hoy en día alrededor del 50% de los funcionarios está en aislamiento porque hubo contagio dentro de esa reunión”, fue lo que dijo por televisión.

A través de Twitter, el hospital lanzó un comunicado donde desmentía un brote y la cuarentena masiva del establecimiento.

 


“Fue una imprecisión mía, pero que tampoco es tan imprecisa. Yo dije que el 50% de los funcionarios estaban en cuarentena, pero en realidad son el 50% de los funcionarios que asistieron a esa reunión. El hospital de Chillán debe tener alrededor de 80 funcionarios que están en cuarentena”, se corrige Bernucci.

Así mismo, el Secretario General agrega que “las autoridades locales, más que desmentir lo que diga yo o cualquier persona, deberían dejar claro a las personas que el Hospital está tomando los resguardos para que el personal esté disponible. Hay que recordar que un tercio de todos los casos en general son del sector sanitario, porque es un factor de riesgo para la enfermedad”.

Cuarentena y síntomas

Hasta el momento, la recomendación de las autoridades es a permanecer confinados en los hogares para no exponerse a ser contagiado. La cuarentena está reservada para quienes han tenido contacto con algún contagiado y para quienes presenten los síntomas, “hasta que llegue el resultado de confirmación o de exclusión del diagnóstico”, precisa Andreu.

De ser un caso confirmado, que actualmente solo el Instituto de Salud Pública los declara, dependerá de diversos factores, como la edad y padecer enfermedades crónicas, la cuarentena que el personal médico ordene seguir.

El investigador O’Ryan aclara que los síntomas se pueden presentar, en una mayoría de los casos, durante cuatro o cinco días y que desde ese momento hay comenzar a contar dos semanas de aislamiento, “porque si bien la gran mayoría de las personas a la semana ya no van a estar contagiosos, hay estudios que muestran que ha habido un cierto porcentaje no despreciable de personas que todavía podría estar excretando virus hasta dos semanas después de haberse terminado los síntomas. Ya después de dos semanas, hay unos poquitos que pueden excretar hasta tres semanas, pero son insignificantes desde el punto de vista epidemiológico”.

El doctor Bernucci aclara que posterior a ello “la persona se puede insertar a su vida normal, ya no va a seguir contagiando”, agregando que esa persona “tiene un 3% de posibilidades de volver a contagiarse”.

Su par regional, el doctor Andreu, declara que “hay recomendaciones diferentes en la literatura” y que lo ideal es que el médico tratante de cada uno de los pacientes que den positivos dé las recomendaciones personalmente.

Según especificaciones del médico O’Ryan, el principal problema que el virus trae es la neumonía viral, y que en los casos más grave produce cuadros de un síndrome de distrés respiratorio, que conlleva a insuficiencias respiratorias.

“Además está asociado a problemas cardíacos, que se está evaluando si es que afecta al corazón el virus o es una consecuencia global o sistémica, la persona realmente entra en una especie de colapso por falta de oxígeno”, agrega.

En ese peor escenario, el daño puede el daño puede llegar entre un 10 y 15% en los pulmones. Por ello, a su parecer, es crucial que los mayores de 70 años permanezcan en una cuarentena permanente, ya que son la población de mayor riesgo.

“Los pocos niños que lo han tenido uno, los logran sacar adelante en la Unidad de Cuidados Intensivos, igual que a los adultos jóvenes. En cambio, a los adultos mayores cuando les da ese cuadro tan severo no tienen la capacidad de resistir”, especifica el médico, agregando que la letalidad sube a un 15%. “Sube bastante si tiene 80 a 90 años, había una cifra norteamericana que era de 60%. Lo que hemos visto y leemos es la casuística, los adultos mayores resisten menos”, finaliza.

Respecto a la respuesta para estos cuadros más severos, a nivel nacional se disponen actualmente de mil respiradores, según especifica José Miguel Bernucci. “Hay un plan de conversión de camas, que son camas complejas que se complejizan más al incorporales respiradores. Hay un plan que se podría llegar a 2500 camas críticas y un segundo plan que se podría llegar a 4 mil”, concluye.

Con relación a Ñuble, Juan Pedro Andreu aclara que según lo informado por las autoridades sanitarias “el hospital cuenta con más de 400 camas, de las cuales las críticas de adulto son, el número exacto no lo sé, pero son más de 20 y el plan de reconversión es más que doblar la cama”.